Acepta el Desafío de los 20 Minutos Diarios

Hoy voy a publicar el Desafío de los 20 Minutos Diarios (y también a comprometerme públicamente a un nuevo proyecto en el que voy a trabajar como parte del desafío durante las próximas semanas y meses).

Soy un fan en hacer las cosas en pequeños bloques de tiempo. Me sorprende constantemente cuántas cosas se pueden hacer siguiendo ese patrón. ¿Cuál es el desafío?

El desafío es simple. Toma algo que te gustaría conseguir y comprométete públicamente a conseguirlo. Regularmente (cada día si es posible, pero al menos tres o cuatro veces a la semana) trabaja en ese proyecto durante 20 minutos.

Algunas ideas

Hay muchas, muchas cosas que pueden hacerse en bloques de 20 minutos. Algunas son:

  • Rellenar un libro de esbozos
  • Escribir un libro
  • Ponerse en forma
  • Meditar
  • Escribir en un blog
  • Un proyecto fotográfico
  • Aprender un idioma
  • Despejar el área de trabajo (real/virtual)
  • Leer

Hay muchas más ideas aquí

Vale la pena pensar en proyectos con un objetivo específico o con un punto final claro. Haz algo durante unos tres meses o trabaja en algo que esté claro cuando va a terminar.

Algunos consejos

Hazte con una alarma dedicada a tu proyecto. No quieres estar constantemente buscando una alarma cuando sea el momento de trabajar en tu proyecto. Los proyectos que necesiten muy pocas herramientas o recursos funcionan mejor. Es mejor coger algo que pueda funcionar sin la necesidad de tener que reunir las herramientas antes de empezar, o si las necesitas, asegúrate de dejarlas en el mismo sitio para que puedas tomarlas rápidamente cada día. Mantén las cosas tan simples como sea posible.

Cuando trabajes en tu proyecto, hazlo a expensas de todo lo demás. Mantenerse enfocado es vital para el desafío. Apaga todas las distracciones, radio, TV, correo electrónico, mensajería instantánea (messenger, google talk, facebook). Apaga el móvil y el teléfono si puedes. Pide a tu familia que no te molesten. Aíslate y sencillamente enfréntate a lo que tienes delante. Everett Bogue tiene un artículo útil sobre desconectar un rato.

No te saltes el paso del compromiso público. Comprometerse a algo públicamente es una gran forma de permanecer fiel a la meta. Leo Babauta tiene un muy buen post sobre ello.

Al final de tus sesiones de 20 minutos, para. No sientas la tentación de seguir trabajando después de que la alarma haya sonado. Si tienes la tentación de hacer algo más, perfecto, significa que estarás aún más motivado cuando empieces de nuevo mañana.

Haz un trato contigo mismo al final de tus 20 minutos. Mi trato es un vaso de té y una galleta. Puedes hacer como yo o elegir otra cosa...

Mi proyecto

Mi proyecto es escribir un nuevo libro. No hablamos de una novela épica aquí (aunque estoy bastante convencido de que podría escribir uno usando el desafío de los 20 minutos diarios) sino más bien un pequeño libro ilustrado basado en mi "Empieza a Dibujar tu Vida".

¿A qué proyecto te comprometerías con este desafío?

Traducido de SustainablyCreative.net