Las mejores 10 maneras de engañarte a ti mismo para deshacer el desorden de una vez por todas

Traducido de Lifehacker.com

Tratar con el desorden es una batalla constante para muchos de nosotros. El desorden puede retrasarnos, nos pesa mentalmente incluso si no estamos pensando sobre él, y se desperdicia tiempo y dinero. Una sesión de limpieza del desorden excesivo no será suficiente para mantener el desorden a raya para siempre; tenemos que cambiar nuestros hábitos mentales. Aquí hay diez nuevas formas de ver el desorden.

10. Imagina que vas a mudarte pronto

La idea de mudarse puede ser dolorosa, en gran parte porque tenemos demasiadas cosas. Pero imagina que vas a mudarte y te será más fácil identificar las cosas que simplemente no son necesarias y de las que debes deshacerte. Si no merece la pena el esfuerzo de empaquetar algo para llevarlo a un nuevo lugar, no vale la pena mantenerlo. Verificación de la realidad: Es probable que no necesites la mayoría de cosas que posees.

9. Haz un Plan

El desorden es difícil de deshacer cuando hay tantas cosas en todas las habitaciones. Cuando resulta agobiante hasta ese punto, somos más propensos a postergar la limpieza. Sin embargo, sólo teniendo un plan con pequeños pasos que puedas hacer cada día, como esta guía de ocho semanas, se puede mantener la motivación y engañarse a uno mismo en el convencimiento de que es factible. Si tienes una oficina desordenada, aquí hay un plan para conseguir organizarla.

8. Cómo deshacerse de una cosa cada día

Hablando de pasos de bebé, puede ser que sea más fácil suprimir elementos si sólo tienes que deshacerte de una cosa cada vez. Haz esto todos los días hasta que llegues a tu meta personal de reducción. Podrías hacer cinco cosas a la vez o diez, si quieres. De cualquier manera, podría convertirse en un juego que es fácil ganar. Comienza con esta lista de ocho cosas que puedes descartar ya.

7. No compres cosas si no pagarías el precio completo por ellas

Cuando publiqué este consejo, algunos de los comentaristas lo tomaron en el sentido de no mirar las ofertas. Ese no era realmente el asunto; se trata de programar nuestras mentes para dejar de comprar cosas que no necesitamos. "Si no lo compraría a precio normal, es probable que no lo necesites", es sólo una manera de decir: no compres cosas sólo porque están en oferta. Las grandes ofertas son grandes, pero sólo si realmente necesitas o podrías utilizar el artículo. De lo contrario, los artículos de venta solo ocupan espacio en nuestros hogares y se convierten en desorden. Para las cosas que ya posees, una regla similar general se aplica: Si no lo comprarías hoy, véndelo.

6. Recuerda: "No lo guardes, tíralo"

Otro mantra a tener en cuenta, éste nos recuerda que no todas las superficies planas son el lugar adecuado para tus cosas. Cuando las cosas no están donde deben estar, se convierten en desorden. Así que tan pronto como estés a punto de dejar algo, pregúntate si es ahí donde debe estar. Y también recuerda "completar el ciclo" por cualquier método de limpieza partiendo desde el paso más importante: guardar las cosas. Ayuda que tus colecciones tengan un propósito y tus habitaciones tengan propósitos distintos también.

5. Sólo abandona toda esperanza

No queremos decir que debes renunciar a la esperanza de que puedas arreglar el desorden, nos referimos a dejar de aferrarte a las cosas que esperas que puedas usar algún día (pero en el fondo sabes que probablemente no lo harás). Esos "por si acaso" suelen ser las mayores fuentes de desorden. "Un día podría necesitar esto [por ejemplo cualquier cosa que esté aún en una caja metido desde hace diez años]" debe ser una señal de alerta de que el objeto está simplemente ocupando espacio.

4. Agradece a tus cosas por el servicio prestado (y a continuación, tíralas)

Marie Kondo, el autor de La Magia Cambia-Vidas de Ordenar, ofrece esta extraña pero efectiva táctica: Di adiós y agradece a los elementos que necesites dejar de lado. A veces el sentimentalismo es la raíz del desorden, por lo que piensa primero en la utilidad y deshazte de la culpa. Gracias a tu viejo abrigo por mantener el calor, a los animales de peluche de tus hijos con los que ya no juegan, por haberles dado alegría, y tu colección de cables de ordenador duplicados que sirvieron una vez. A continuación, puedes seguir adelante. También podría ayudar a pensar "esto no es mio" cuando estés ordenando.

3. Ordena con las preguntas correctas

Otro consejo Kondo: para cada elemento que poseas, pregúntate "¿Este elemento genera alegría?" Si no es útil, hermoso, o da alegría, es probable que sea hora de encontrar un nuevo hogar para él. Aquí hay una lista de comprobación para tus necesidades de identificar el desorden.

2. Comprométete a la Regla "Uno dentro, dos fuera"

La regla: Cuando traes un nuevo elemento, tienes que encontrar un nuevo destino para otros dos elementos que ya tengas. Con esta regla, estás ordenando y probablemente actualizando al mismo tiempo. Ganas!

1. Céntrate en los puntos de acceso del desorden

Incluso si no puedes deshacerte de todo el desorden en tu casa, si te concentras en una o dos áreas que más tienden a atraer el desorden (para mí, esa es mi mesa de entrada y mi piano y, bueno, mi escritorio), podrás adelantarte al problema. La teoría de las ventanas rotas, que dice que una sola ventana rota puede conducir a actos de vandalismo, se aplica a saturar demasiado: sólo una pieza de correo publicidad en la mesa o una toalla en el suelo pronto podría convertirse en montones de desorden. Céntrate en las peores áreas primero antes de que se extienda el desorden. (Trucos simples que he usado son mantener la tapa del piano abierta, y así no puedo volcar el correo del día allí y la adición de una trituradora en la entrada para evitar directamente que los documentos innecesarios entren en casa.)

¿Quién sabe? Manteniendo esas áreas limpias por un tiempo te inspirará a mantener el desorden a distancia. The FlyLady es un gran recurso para vivir libre de desorden de una vez por todas.

Cómo aumentar tus habilidades de observación y aprender a prestar atención

Encontrado en LifeHacker

Es fácil no prestar atención al mundo. Bajamos nuestros ojos cuando caminamos y evitamos el contacto visual en el supermercado. Para la mayoría de nosotros, nuestro estado predeterminado tiende a ignorar lo que nos rodea. Pero al hacerlo nos perdemos la inspiración y no se desarrollan nuestras curiosidades. Aquí se expone cómo entrenarse para prestar un poco más de atención al mundo que te rodea.

Sabemos que salir y dar un paseo puede impulsar la creatividad y un poco de atención puede ayudar con todo tipo de cosas. Pero ninguna de esas cosas es útil si todavía estás mirándote al ombligo. Ser observadores significa observar a la gente, las situaciones y eventos, y entonces pensar críticamente sobre lo que estás viendo. Nos perdemos mucho del mundo mientras estamos ocupados entre unas cosas y otras. Si bien no hay forma de cuantificar cómo afecta eso a nuestro bienestar, está claro que cuanta más atención prestes, más a menudo te encontrarás con nuevas ideas. Como mínimo, podrás ampliar tu visión del mundo. En primer lugar, tienes que entrenarte para prestar atención de nuevo. Entrénate para buscar las cosas que te importan.

Cómo aumentar sus habilidades de observación y aprender a prestar atención

Nuestros cerebros no están hechos para verlo todo. Nos centramos en cosas específicas, y luego filtramos todo lo demás. Esto es muy bueno en la mayoría de los casos, ya que si nos fijamos en todo, nos perderemos lo que es importante. Sin embargo, puedes sintonizar tu cerebro para prestar atención a cosas nuevas con un poco de práctica.

Ya sea porque estés comenzando un nuevo trabajo, explorando un nuevo hobby, o simplemente tratando de expandir tu conjunto de habilidades, es necesario volver a entrenar tu cerebro para prestar atención a lo que es importante en ese momento. Esto suena simple, pero requiere un poco de esfuerzo. Hablando con NPR, el psicólogo Dr. Daniel Simons explica:

Lo que puede hacer es ..., se puede entrenar a la gente a buscar determinados tipos de cosas.

Así que los supervisores de guiones, las personas que trabajan en escenarios de películas, saben cómo buscar determinados tipos de errores que podrían acabar grabados en una película y que luego puedan detectarse. Y buscan específicamente esos errores- y hacen caso omiso de las otras cosas que no importan, o de las cosas que nunca terminarán en un corte.

Lo que saben, que la mayoría de las personas no saben, es que su memoria es pésima, que no pueden confiar en su memoria. Y saben tomar todo tipo de notas y hacer un seguimiento cuidadoso de las cosas que suelen ser importantes.

Puede sonar contradictorio que la mejor manera de entrenarse para observar más en el mundo es aprender qué ignorar, pero esa es la idea básica aquí. No puedes prestar atención a todo, así que decide lo que quieres buscar para volver a entrenar tus ojos. Cuando lo hagas, se te ocurriran con naturalidad más ideas para un tema determinado.

El reto de prestar atención a cosas nuevas

Conseguir entrenar los ojos para que estén pendientes de cosas "nuevas" es más fácil de decir que de hacer. No sólo puedes decirte a tí mismo: "Hoy voy a observar el mundo con nuevos ojos" y esperar que suceda. En lugar de eso, puede ser mejor generar una serie de desafíos. Estos retos pueden ser cualquier cosa, pero es probable que sea mejor empezar con algo que te importe. Estas son sólo algunas ideas para empezar.

  • Observa a las personas de zonas muy pobladas: Si lo primero que haces cuando te sientas en un lugar lleno de gente es sacar tu teléfono, deja de hacerlo. Pasa algún tiempo observándolo todo y viendo a la gente. Mira cómo actúan en espacios concurridos, la forma con que interactúan con los demás, y cómo se comportan con las prisas de una sociedad frenética.
  • Asígnate una búsqueda del tesoro: Escoge algo y buscalo a lo largo de su día. Podría ser cualquier cosa, ventanas rotas, cámaras de seguridad o un artista de graffiti en particular. Encuéntralo, toma una foto, o anótalo. Busca más. Cuando hayas terminado, trata de averiguar por qué está eso ahí.
  • Mira las noticias locales: Puede que no lo parezca, pero las noticias locales son una gran manera de conocer las ciudades, sus defectos y de todo. Ya que tienden a hablar de temas locales, también son una buena manera de aprender acerca de lo que está pasando en tu vecindario. Esto a la vez ayuda a prestar atención a todo tipo de cosas nuevas.
  • Camina con un experto: Hay probabilidades de que tengas amigos con diferentes profesiones y aficiones que tú. Sal a caminar con ellos y ellos te enseñaran cosas nuevas sobre el espacio que te rodea. Podría ser la historia local, geología, o incluso sobre tipografía.
  • Toma un "Soundwalk": Esto suena un poco raro, pero el profesor Marc Weidenbaum llevó a sus estudiantes a hacer un Soundwalk y encontrar los puntos de origen de los sonidos. Exploró el área de una manera nueva, y entrenó su oído para escuchar nuevas cosas.
  • Toma notas de campo: La idea es bastante simple. Escoge un lugar, siéntate y escribe o esboza todo lo que ves. Esto entrena tu cerebro para prestar más atención y observar más del mundo.
  • Enfréntate a un desafío 365 días Photo Challenge: La idea básica es que se tome una foto al día durante un año completo, con diferentes retos cada día para mantener las cosas interesantes. Ciertamente entrena tu mente a mirar a través de la lente de una cámara un poco diferente.

Puedes elegir cualquier reto que se adapte a tus necesidades. Si eres un desarrollador de aplicaciones, prestarás atención a lo que la gente necesita. Si eres un escritor, tratarás de prestar atención a lo que estás haciendo, y así sucesivamente. No tengas miedo de salir de su zona de confort. El hecho de que no tengas aspiraciones de ser un diseñador no significa que no puedas tomarte una semana para fijarte en la tipografía de edificios locales. El truco está en ponerse a prueba y mirar tu día a día de una manera nueva.

Aprende a mirar a la gente mejor

Los objetos inanimados son una cosa, pero la observación y la comprensión de la gente es una ciencia en sí misma. La mayoría de nosotros somos bastante buenos en observar durante las situaciones de alta tensión, ya sea durante una pelea, una primera cita o una entrevista de trabajo, pero bajamos la guardia durante las interacciones cotidianas. Pero como el ex agente del FBI Joe Navarro nos dice, lo mejor es observar tanto la comodidad como el malestar:

¿Qué buscamos finalmente? Hay dos cosas principalmente: el peligro y el confort. ¿Sólo eso? No, pero vamos a empezar con eso. Simplemente pregúntate en todo momento, "¿De qué manera esta situación o este individuo me hacen sentir?" Por ejemplo, estás caminando a tu coche por la noche y ves a alguien por el rabillo del ojo caminar rápidamente y te das cuenta que os vais a cruzar. Tu cerebro límbico detecta esto y te permite saber que algo no está bien - pero hay que prestar atención a esa voz interior. Ese malestar es tu cerebro diciendo. "Advertencia - posible peligro", por lo que te vuelves más alerta, buscas un lugar bien iluminado, y sabiamente cambias el ritmo, o vuelves a la seguridad de la tienda.

La evaluación de la comodidad puede realmente abrirte los ojos. Cuando estás con alguien nuevo te preguntas, "¿Esta persona me hace sentir cómodo en todo momento?" Si él o ella no lo hacen, entonces la pregunta es "¿por qué?" Nunca debemos ignorar pistas que nos dicen que algo está mal, no importa cuánto queramos que funcione una amistad. Tu subconsciente está siempre trabajando para protegerte, está ahí por una razón, pero tienes que estar preparado para observar y reconocer lo que sientes.

Hemos hablado mucho acerca de la lectura del lenguaje corporal, la detección de mentiras, y la lectura de expresiones. Todo eso está muy bien, pero todas ellas requieren también del acto más general de observar. Por supuesto, debes prestar atención a una conversación, pero también vale la pena mantener un ojo vigilante sobre todo lo que está sucediendo. No se trata sólo de mantenerte a salvo o de encontrar inconsistencias. Cuando estás observando a la gente y prestando atención, te darás cuenta de todo tipo de cosas nuevas sobre ellos.

Presta atención buscando patrones

La observación da recompensas y cuanto más la hagas, más recibirás de ella. Pero es mucho más útil una vez que puedas reconocer patrones. Pequeños fragmentos de observaciones son útiles, pero no son útiles para tareas creativas o intelectuales, si no tienes una visión más amplia de cómo funciona el mundo.

Detectar patrones y combinarlos con tu experiencia es lo que permite predecir lo que sucederá después. Cuanto más observas el mundo y la gente, mejor te vuelves en detectar patrones. Posteriormente, mejoras en predecir lo que sucederá más adelante.

Por ejemplo, cada vez que alguien habla de leer el lenguaje corporal, indicará que no es una cosa universal. Hay que observar a alguien por un tiempo, encontrar sus tics individuales, y a continuación, hacer una suposición basada en eso. Si no estás prestando atención y observando, te lo perderás. Un desliz verbal para una persona puede significar una cosa y otra para otra persona, por lo que necesitas para buscar el patrón. Tal vez alguien se frota la nariz cuando está de farol en el póquer, mientras que frotarse la nariz para otra persona podría significar que están cabreados.

Lo mismo ocurre con cualquier cosa que veas en el mundo. Observar el mundo es sólo el primer paso. Hasta que comienzas a recomponer todo eso junto en algo más grande, es difícil hacer algo con la información que se reúne. Por ejemplo, podría ser interesante que haya un circuito cerrado de televisión en tu edificio, pero es mucho más interesante que haya uno en cada manzana de tu vecindario. Cuanto más observes, más te preguntarás por qué. Cuanto más te preguntes por qué, más aprenderás. La observación es útil, pero el pensamiento crítico que sigue es lo que te puede ayudar a llegar a nuevas ideas y a aprender más sobre el mundo que te rodea.

Cuáles son las 10 cosas que debería experimentar en vida

Si eres capaz de experimentar estas diez cosas, más adelante las reconocerás como puntos de inflexión en tu vida:

1. escucha accidentalmente a alguien que conoces bien describirte a alguien más. Muy pocas veces en la vida escuchamos lo que los demás piensan de nosotros realmente. Sea buena o mala, esa versión sin editar te sacudirá.

2. Con tan poca preparación como sea posible, elige un lugar a más de mil kilómetros de donde estés y múdate allí.
Si vives en una zona urbana, ve al campo y viceversa. Vas a experimentar inmediatamente la intoxicación por la ansiedad o por la libertad. Lo que hagas con eso puede ser increíble.

3. Pasa la noche junto a la cama de un moribundo. Solo. Sin electrónica. Lo que puede empezar con una perspectiva terriblemente intimidante puede convertirse en un hermoso subidón de memorias y de humor.

4. Pasa un "mes de no comprar nada". Durante un mes, no compres nada excepto la comida para comer en casa, el transporte, y el papel higiénico. Nada de cafés, zapatos, ni aparatos. El dolor por la "mutilación" del consumismo es sorprendente.

5. Sé consciente de haber cometido un error enorme. No deberías haber roto con ese novio/a. No deberías haber sido ingeniero civil. No deberías haber golpeado a ese policía. Ahora, arreglarlo sin culpar a nadie por tus miserias. La humildad cuesta.

6. Ve al desierto. Ves al final de un sendero en el punto más salvaje al que se puede llegar. Siéntate en silencio todo el tiempo que puedas. Podrás ver tu lugar en el esquema de la vida con toda claridad.

7. Perdona a alguien. Puede llevarte más de un intento.

8. Entrena tu cuerpo para una meta física específica. Ya se trate de correr un maratón o el cumplimiento de un determinado ejercicio de yoga, pasar tu cuerpo desde los torpes movimientos bruscos del principiante a la suavidad de los expertos lo cambia todo.

9. Toca un instrumento musical. La música penetra lentamente; también vigoriza y sorprende. No tienes que hacerlo con la calidad de un concierto y no importa lo tarde en la vida que empieces. Simplemente toca.

10. Encuentra una manera de reconocer y admitir un día perfecto. Puede ser el día en que obtengas tu acuerdo para una publicación, o puede ser la primera vez que el bebé duerme toda la noche. Encuentra una manera de parar y reconocer los días perfectos y almacena tantos como puedas en tu memoria. Vuelve para visitarlos libremente.

En quora.com

¿Qué cambios puedo hacer en mi estilo de vida para ahorrar dinero?

Visto en quora.com

Lee sobre economía del comportamiento y piensa en las formas en que tus propias decisiones de gasto son sesgadas.

Un euro es un euro, no un porcentaje de lo que estás comprando


Recuerda que ahorrar un 5% de un elemento de 10.000 euros no es como ahorrar 5% de un artículo de €10. Pero con el fin de procesar los problemas de decisión a diferentes escalas, el cerebro tiende a normalizar las cosas para que los dos casos parezcan similares. Desde que estudié economía del comportamiento, empecé a pasar menos tiempo preocupándome por el ahorro de 20 céntimos en espagueti, pero pasé mucho más tiempo pensando en qué coche comprar y asegurarme de que me hicieran una buena oferta. Puede comprar un montón de espaguetis con un descuento de 4000€ en un coche, y sin embargo, veo personas que se pasan mucho tiempo en el supermercado buscando ofertas, pero nunca se paran a considerar si podrían pasarse a un apartamento más barato, conducir un coche más económico, etc. .

Ten mucho cuidado con los pagos periódicos

Pero al mismo tiempo... Considera los pagos mensuales en períodos más largos cuando pienses en ellos. Un "mero" contrato de telefonía móvil de 50€ en realidad te cuesta 1200 euros durante la duración de todo un contrato de 2 años, por lo que conseguir un contrato de €30 en su lugar te ahorraría €480. Por esa misma razón, la renegociación de tu contrato o cambiar de compañía (sirve sólo con indicar que estás pensando en cambiar), el seguro, es probable que tenga una relación entre tiempo invertido y dinero ahorrado infinitamente mejor que ir buscando ahorrar unos céntimos en las ofertas de supermercado. Puedes pasar varias decenas de horas investigando cómo refinanciar tu hipoteca, pero eso luego puede ahorrarte dinero cada mes durante los próximos 20 años, ¡y eso se acumula! Una vivienda en alquiler es otra de esas cosas delicadas. La diferencia entre un apartamento de €700 o €800 no parece tan grande como realmente es, y esa es, por supuesto, la razón por la que el alquiler se anuncia por mes, y no para todo el período del contrato de arrendamiento. (He oído que en Londres, la práctica es anunciar el alquiler por semana!) (Para ver un ejemplo aún más extremo, recientemente una emisora de radio local pidió a la gente que se comprometiese con 1€ al día).

La aversión al riesgo, los seguros y las garantías

Piensa en la aversión al riesgo y mira si estás siendo inconsistente, especialmente cuando se trata de seguros (a menudo una estafa) y garantías extendidas (casi siempre una estafa). Un viejo refrán que mi familia tiene presente históricamente es que debes asegurarte a ti mismo por las cosas que te podrían llevar a la bancarrota. ¿Te supondría la bancarrota si perdieses ese Toyota Corolla del año 2000? Si no contratases una garantía extendida por tu nevera y se rompe, ¿cómo de desamparado quedarías después de pagar 500€ por una nueva? (Y sí, con 500€ realmente puedes comprar una nevera decente, mucho más grande que mi familia de 5 miembros tenía cuando yo era un niño). He oído hablar de personas que pagan un seguro por sus ventanas (por si a caso alguien las rompe). Si tienes tan pocos ahorros y tan poco límite de crédito que no puedes pagar por una ventana rota... precisamente entonces deberías reconsiderar tantos gastos frívolos como el seguro de una ventana. Además, tu tarjeta de crédito ya ofrece garantías extendidas en cualquier cosa que compres con ella.

No seas tacaño

Y por último, por experiencia personal: he encontrado que ser demasiado rácano me ha llevado a menudo a comprar cosas de menor calidad que posteriormente deben ser reemplazadas, y hay muchos casos en que para un producto X, dos Xs baratos cuestan más que un X caro. Pero combina eso con la regla de IKEA: cualquier categoría de producto en IKEA tendrá un elemento más barato, de inferior en calidad, un segundo elemento un poco menos barato que es mejor, y un montón más que se diferencian ligeramente de los anteriores. (Mis ejemplos canónicos son los woks y estantes para libros, los cuales vienen en una variedad considerable, de los cuales sólo el más barato es en realidad muy inferior en calidad). O, para decirlo de una forma más genérica: los aumentos de calidad son cada vez menores por pagar más por el siguiente producto más caro. Tengo un perchero de 70€ que, a diferencia del perchero 25€ que consideré brevemente, no se cae cuando cuelgas un abrigo pesado en él. Considero que vale la pena pagar tres veces más por ello. Pero también puedes gastar fácilmente 700€ en un perchero. ¿Eso implica que es 10 veces más bueno que el mío?

Datos, datos, datos

Lo primero que te enseñan (o deberían enseñarte, de todos modos) sobre optimizar un programa de ordenador es medir primero, optimizar después. Lo mismo con las finanzas personales. Si optimizas las partes que te parecen interesantes o fáciles de optimizar, serás como el tipo que buscaba sus llaves bajo la farola "porque ahí es donde está la luz". Inscríbete en una web como fintonic.com para reunir todos los datos financieros y mantenerlos controlados. ¿Dónde están las mejores ventajas que se pueden adoptar? Puede que no sea en los pagos que haces a diario y que vienen fácilmente a la mente (alimentos, gasolina, ese tipo de cosas).

Coste de vida

La opción típica para reducir el coste de la vida es ir a vivir a un lugar más barato. Si mi apartamento cuesta 750€ al mes en Redwood City estuviese en Topeka, Kansas yo estaría pagando alrededor de 250€ por él. Ahora bien, como suele ser habitual, hay buenas razones por las que no vivimos en Topeka: Redwood City tiene algunas ventajas, como el clima, la proximidad a mi trabajo, la proximidad a mis amigos, la proximidad a una gran cantidad de puestos de trabajo posibles, etc. Pero si realmente necesitas empezar a gastar menos en este momento, trasladarse a un lugar más barato es algo que debes considerar.

Busca en otros sitios periódicamente para reducir pagos periódicos

Mi abuela una vez contrató un plan de telefonía móvil en la época en que los teléfonos venían con antenas extensibles para mejorar la recepción. El plan era exageradamente caro para los estándares de hoy en día y no había sido ofrecido a nuevos clientes durante muchos años, pero la compañía de telecomunicaciones nunca se había molestado en informarle de que ella podría conseguir el mismo servicio por una parte de ese dinero. En otras palabras: sólo porque seas responsable y encuentres una buena oferta no significa que siga siendo una buena opción en el futuro.

Deuda, ahorros e inversiones

La deuda de consumo sin asegurar puede ser muy cara. Hacer pagos de un 20% de la deuda acumulada sobre tarjetas de crédito o propias de una tienda, es una inversión mucho mejor que el que cualquier fondo de inversión le puede dar. A menos que estés a punto de declararte en quiebra de todos modos, probablemente deberías considerar cualquier opción para deshacerte de las deudas de alto interés, incluyendo usar ahorros que te prometiste no tocar.

Cupones, ofertas especiales, etc.

En general, creo que reunir cupones y ofertas especiales y similares, a menudo genera más problemas de los que resuelve y te expone a la tentación de comprar cosas que de otro modo no comprarías sólo porque son, o parecen ser, más baratos de lo que normalmente son.

Pero... si entiendes la economía detrás de estas cosas, es más fácil detectar los casos en los que realmente se puede realmente ahorrar algo de dinero. Que un esquema de descuento especial te ahorre realmente dinero está estrechamente relacionado con la existencia de una razón económica obvia para ofrecer dichos descuentos. (Es decir, mejor tener una buena razón para comprar más allá del grito "tenemos descuentos" que tiene un cierto efecto psicológico, independientemente de si los precios son realmente buenos).

Uno de estos casos es el de los descuentos ofrecidos para ajustar las fluctuaciones de la demanda. Esto es especialmente relevante para los restaurantes. Tienen que cobrar más en horas punta, y para hacer eso sin ser acusados de especular con los precios, ofrecen descuentos en las horas no punta. Todos ellos lo hacen de diferentes maneras, y se puede comer muy barato si averiguas todas las ofertas especiales y cosas por el estilo.

Otro caso de fluctuaciones de la demanda es la estacionalidad. La electrónica de consumo, juguetes, etc. son en realidad más baratos después de Navidad. Esto se debe a que una gran parte de la electrónica de consumo se consigue vender justo antes de Navidad. Después, los minoristas tienen un inventario que, o bien pasa de moda o resulta demasiado caro mantener en las estanterías hasta la próxima Navidad (costo de oportunidad, costo de almacenamiento, etc.). Lo mismo con la ropa fuera de temporada.

Impuestos

En los EE.UU., los impuestos tienden a depender mucho de los detalles sobre cómo gastas e inviertes tu dinero. Aprender acerca de estos es aburrido para muchas personas, pero realmente vale la pena, especialmente para las rentas más altas. He aquí un ejemplo de lo retorcido que el sistema tributario puede llegar a ser.

Imagínate tres hogares idénticos A, B y C de una misma zona. Joe compra su casa A por 250.000€ A y lo vende después de 30 años por 750.000€. Jane compra la casa B, la vende después de 15 años por 500.000€, y compra la casa C por 500.000€, y la vende también después de 15 años más por 750.000€. Joe paga 37.500€ de impuestos sobre las plusvalías. Jane no paga nada. ¿Pero qué narices...? Bueno, la ley actual exime 250.000€ de plusvalías sobre bienes raíces para cada transacción (con un montón de condiciones y salvedades, consulte con un CPA, etc.). Si extiendes las ganancias de capital sobre dos operaciones, obtienes el doble de la exención (siempre que cumplas todas las condiciones y salvedades etc.)

La técnica usada por Jane se conoce como "recolección de impuestos de ganancia". Para algunas inversiones, sin embargo, querrás hacer justo lo contrario: "reunir pérdidas fiscales". Todo es terriblemente arcano y requiere barajar barajar papeles de la manera correcta. Pero puedes ahorrar mucho dinero.

Comprar usado

Comprar usado tiene sentido con frecuencia, dependiendo de por qué las personas estén vendiendo el artículo usado. Las cosas que la gente desecha por razones puramente estéticas son especialmente propensos a tener aún mucho tiempo de uso por delante.

Probablemente el mejor ejemplo de que la compra usada es una gran idea está en los aparatos. La gente tira lavadoras y secadoras porque consiguieron otras más grandes, cambiaron de gas a electricidad o viceversa, y otras razones que no tienen nada que ver con si el aparato es funcional. Cosas que se usan en las cocinas (nevera, horno, etc.) pueden retirarse por razones puramente estéticas. Todas las ciudades de los Estados Unidos tienen distribuidores de aparatos usados que te venderán estas cosas. Habitualmente ellos incluso te las llevarán e instalarán, por lo que obtienes la misma comodidad que comprar en unos grandes almacenes.

Cosas como eBay y Craigslist han mejorado enormemente la liquidez y la eficiencia de los mercados de bienes usados, pero ten cuidado de comprobar que realmente estás haciendo un buen trato. He visto herramientas en Craigslist que estaban más caras que su precio original.

En caso de duda acerca de la calidad puede ser útil simplemente preguntarle al vendedor por qué lo está vendiendo. Muchas personas que están dispuestos a anunciar productos defectuosos no son buenos mintiendo a alguien que tengan en frente de ellos.

Downshifting: El arte de vivir mejor con menos

Aunque el título de esta página es Vivir con Menos, título que creo que explica perfectamente el concepto que defiendo con estos artículos, hay conceptos más extendidos como downshifting, simplicidad voluntaria o decrecimiento que coinciden con dicha filosofía. Copio un extracto de un artículo de El Ciudadano que explica el primero de ellos. Sigue el enlace para leer el artículo completo.

El downshifting es un movimiento surgido a finales de los años ochenta en EE.UU. que proviene de los altos ejecutivos llamados “yuppies”. Consiste, básicamente, en trabajar menos para vivir más, en renunciar a sueldos muy altos a cambio de tener más tiempo libre, en definitiva, vivir con menos pero siendo dueños de nuestro tiempo.

Todo empezó cuando estos yuppies comenzaron a darse cuenta de que ganaban mucho dinero, pero trabajaban demasiado, poniendo en peligro su salud, robándole horas a la vida familiar y al sueño, y sufriendo todo el estrés que esa vida conlleva.

[...] ”Simplicidad en el vivir, en el consumo, en nuestras relaciones, y en todas las esferas de nuestra vida diaria; el movimiento de la simplicidad voluntaria aboga por eliminar todo lo superfluo e innecesario en nuestras vidas, para liberar tiempo y recursos, para vivir un vida más consciente, libre y plena.”

Duane Elgin

Seguir leyendo...

Lo que ganas por hora es lo importante

Lo que ganas por hora es lo importante. No lo que ganas al año. Alguien que gane 20.000€ al año con un salario por hora de 100€ tiene más tiempo (y eso significa vida) que alguien que gana 40.000 con un salario por hora de 50€. Este es el concepto más importante para comprender quién es rico y quien no. No se vive una vida de rico sólo por haber amasado una fortuna. Se vive una vidad de rico cuando tienes la libertad de usar tu tiempo como desees.

Visto en lifehacker.com

Además, el salario por hora es importante para averiguar cuántas horas de trabajo necesitas para adquirir un bien. Aunque para hacerlo correctamente, al salario neto mensual habría que restarle todos los gastos relacionados con el trabajo, como vestuario, transporte, mantenimiento del coche, gasolina, o servicios que hay que contratar porque no tenemos disponibilidad, como una guardería o una niñera. Con todas esas correcciones, los precios que pagamos toman una óptica totalmente distinta al asimilarlos al tiempo que realmente debemos dedicar a trabajar para conseguirlos. Y eso sin entrar en el hecho de que ese dinero invertido trabajará para uno mismo, que es deseable para acercarse a una vida más cómoda.

Agua del grifo

Me fascina cuando una persona es capaz de gastar más de 20.000 dólares anuales en vivir. Pero entonces me fijo en el poco aprecio que tienen por el valor del dinero [relativo a en qué se gasta el dinero]. Es tratado como agua y se les escurre entre los dedos. Abren un grifo presurizado y simplemente sale el agua sin ninguna consederación sobre de dónde viene mientras se pague el recibo. Aunque el agua es un recurso limitado por acuíferos irreemplazables o por la energía necesaria para extraerla y purificarla, se gasta como si no hubiese un mañana. ¿Por qué usar agua potable para vaciar la cisterna del baño o para mantener verdes los campos de golf en terreno desértico?

Lo mismo con el dinero, creo. La gente va a trabajar igual que paga los recibos. Es inimaginable no hacerlo así. Pero cuando lo hacen, pasan una tarjeta por la ranura y el dinero sale de la pared. Y ese dinero lo gastan de la misma forma que el agua. Seguros que algunos intentan limitar su consumo de agua cerrando el grifo al cepillarse los dientes o poniendo atomizadores para reducir el flujo que sale. Esto es similar a ahorrar un poco de dinero aquí y allá. Aún así poca gente va tan lejos como para creer que es posible ahorrar lo suficiente para dejarse el trabajo, igual que parece imposible vivir con 4-8 litros de agua en lugar de los típicos 240-400 litros diarios. Pues bien, ambas cosas son posibles.

Visto en earlyretirementextreme.com

Qué necesitas en tu vida para ser feliz

Interesante experimento de un joven cineasta danés. Guardó todas sus posesiones en un almacén y sólo se permitía recuperar una cada día:

En su nueva vida no echa de menos los discos sin los que creía que no podría vivir, ni sus aparejos de pesca... Su felicidad no depende de ello, tiene más que ver con la relación con su familia, con sus amigos y con Maija, una chica a la que ha conocido y con la que ha empezado a salir. Tenía razón su abuela cuando le dijo que "las cosas que tienes no son indicativas de tu felicidad", a él con "cincuenta, sesenta cosas" le basta.

Artículo interesante en Publico.es

Tu estilo de vida ya ha sido diseñado

Algunas frases de un artículo de accionpreferente.com que debes leer:

Tu estilo de vida ya ha sido diseñado (La verdadera razón detrás de trabajar más de 40 horas a la semana)


"Luego del viaje, me di cuenta de que siempre he hecho lo mismo cuando estoy trabajando – gastar bastante dinero durante los períodos en los que tengo un buen sueldo."

"Hay una sensación curiosa de poder que obtienes al gastar un par de billetes de 20 dólares sin pensarlo previamente de forma crítica. Se siente bien ejercer ese poder de gastar dólares, cuando sabes que de todas formas recibirás muchos más en el corto plazo."

"Aquí en el oeste, el estilo de vida de gastar dinero en cosas innecesarias ha sido deliberadamente cultivado y promovido en público por las grandes compañías"

“Puedes manipular a los consumidores haciéndolos querer ciertas cosas y por lo tanto que quieran comprar tus productos. Es un Juego”

"Las grandes compañías no ganaron sus millones de dólares promoviendo honestamente la virtud de los productos que ofrecen, sino que lo hicieron creando una cultura que influyó a millones de personas que compran mucho más de lo que necesitan y que intentan deshacerse de su falta de satisfacción a través del dinero."

"El hecho de permitirle a los empleados tener poco tiempo libre implica que la gente tenderá a pagar más por conveniencia, gratificación y cualquier otro tipo de alivio que crean que pueden comprar. Los mantiene viendo la televisión y sus comerciales. Los hace perder cualquier tipo de ambición fuera del trabajo."

"Este parece ser un problema que tiene una simple respuesta: Trabaja menos para así tener más tiempo libre. He comprobado que puedo vivir un estilo de vida que me hace sentir lleno y realizado, con menos dinero del que estoy ganando hoy en día. Desafortunadamente, en la industria en la que trabajo y en muchas otras esto es casi imposible. O trabajas 40 o más horas a la semana, o no trabajas ninguna."

"Puede que hayas escuchado acerca de la Ley de Parkinson. Se usa comúnmente en referencia a la utilización del tiempo: Mientras más tiempo te den para hacer algo, más tiempo te tomará hacerlo. Es increíble todo lo que puedes lograr hacer en veinte minutos, si es que veinte minutos es todo el tiempo que tienes para hacerlo. Sin embargo, si tuvieras toda la tarde, probablemente te tomaría más tiempo.

La mayoría de nosotros tratamos el dinero de la misma manera. Mientras más generamos, más gastamos. No es que repentinamente necesitemos comprar más sólo por que estamos generando más, sino que podemos hacerlo y por lo tanto, lo hacemos."

Sin tiempo para pensar: Nuestra adicción a sentirnos ocupados

Visto en Error 500:

En NYT, “Sin tiempo para pensar”:

Una de las mayores reclamaciones en la sociedad moderna la del
exceso de actividades, compromisos y obligaciones. Pregunte en cualquier reunión social y la respuesta estándar es “muy ocupado”, “desbordado” o “terriblemente ocupado”. Nadie está ya “simplemente bien”.
Cuando la gente no está muy ocupada en el trabajo, están locos por el
ejercicio, el entretenimiento o llevando a sus hijos a clases de chino. O tal vez están terriblemente ocupados jugando al fantasy football, con la localización de su genealogía o batiendo su propia mantequilla.
Y, por supuesto, en cualquier rato muerto sacamos nuestro móvil para rellenarlo. Incluso en un atasco, incluso con gente al lado cuando no lo “cubre” lo suficiente.
Me ha interesado mucho el tema porque conozco bien la sensación. De hecho, en estos días de vacaciones, el gran cambio sería no la sustitución de actividades profesionales por otras más lúdicas con el mismo espíritu de “estar haciendo cosas todo el rato y contándolas” sino cambiar de velocidad, hacer menos cosas, pasar tiempo con otros y con nosotros.



A lo que yo añado: perdemos centenares de oportunidades cada día de mejorar nuestra vida, de realizar las cosas de otra forma, de descubrir detalles que nos rodean, de inventar empresas o de mejorar la vida de otros. Y ello por no observar, por no pensar, por el deseo irrefrenable de sacar el móvil del bolsillo para estar "distraído" cada segundo (Distraído: dicho de una persona que habla u obra sin darse cuenta [...] de lo que pasa a su alrededor). Y lo peor es que forma parte de una tendencia que no deja de aumentar hasta convertirnos en dependientes de multitud de dispositivos, sin que siquiera seamos conscientes de ello. Alzar la vista en un vagón de metro y descubrir un ejército de abducidos.