Tres preguntas a Aitor Zárate

No es que me parezca un autor a seguir, pero ciertamente tiene las cosas claras y esas cosas entran en conflicto directo con los prejuicios que arrastramos la mayoría de la población. Quizás este artículo se desvía un poco hacia el tema financiero, pero es que también en ese tema hay mucho que aprender, hay otra forma de ver las cosas. Y, curiosamente, todos aquellos a los que "les va bien" la comparten. Las frases resaltadas son mias:

¿Qué está fallando en el sistema para que las nuevas generaciones tengan tanto miedo a arriesgar y sí anhelen, sobre todo, alcanzar un puesto de funcionario?

Esto del riesgo es un tema que está muy mal tratado. El riesgo es controlable y cuando hablamos de él, la gente sale corriendo. En España hay una cultura financiera patética que está expoleada por los medios de comunicación, las universidades, las entidades financieras... Y no se enseña, es dramático. Los jóvenes de 14 ó 15 años no saben lo que es una letra, ni un pagaré ni cómo se negocia una hipoteca. No sabe absolutamente nada del dinero y la vida es tiempo, cosas que hacer con ese tiempo, y para hacerlo hace falta un poco de dinero, y cuanto antes aprendamos a saber cómo funciona el mundo del dinero nor irá mucho mejor. Hay un montón de productos financieros en el mundo, pero en este país parece que sólo existe el ladrillo, las acciones y los fondos de inversión. Hay que aprender cómo funciona el mundo, que no es como nos lo han contado.

Consecuencia de esa cultura financiera patética de la que habla seguramente será la crisis que arrastramos. ¿Le pregunto por ella?

La crisis es la crisis de la incultura, y lo que hay que hacer es leer un poco, nada más. Pero la gente no quiere complicarse la vida y prefiere mirar para otro lado. Lleva su dinero al banco y éste lo gestionará. Y eso no es así, no funciona así, lo siento pero no. La gente, por ejemplo, pensaba que nunca iba a bajar el ladrillo y el ladrillo baja. Todas las inversiones se rigen por el triángulo liquidez-rantabilidad-riesgo y el que no lo sepa está perdido.

¿Cómo solucionaría usted el drama del desempleo?

Lo que hay que cambiar en España es la mentalidad de la gente. La crisis va a solventarse desde el individuo, nunca desde los colectivos. Estamos acostumbrados a que el Estado, la Seguridad Social, etc, nos solucionen los problemas y esto va muy mal. Tenemos que empezar a cambiar el chip y a trabajar desde el individuo porque los colectivos están formados por individuos y las peores acciones de la historia las han hecho los colectivos.

Visto en Diario de Noticias de Álava.